Acerca de

Según el diccionario de la RAE, la definición de blog es la siguiente:

«Sitio web que incluye, a modo de diario personal de su autor o autores, contenidos de su interés, actualizados con frecuencia y a menudo comentados por los lectores».

Éste es justo el propósito de este cuaderno de bitácora (salvemos lo de la frecuencia de actualización, que dependerá de las circunstancias, y lo de la asiduidad en los comentarios de los lectores, la cual quedará en sus manos).

En este sentido, Los Ensayos de Michel de Montaigne (el primer «bloguero» de la historia) son para mí una referencia, salvando muchas distancias, entre otras, temporales. Las Patente de Corso de Pérez Reverte también podrían serlo.

Acudo a este formato, ya casi vintage y para una inmensa minoría, como decía Juan Ramón Jiménez, porque escribir me gusta, siempre he tenido ganas de hacerlo y creo en los beneficios de la escritura y, sobre todo, de la lectura (espero aportar mi pequeño granito de arena para su fomento). Así pues, prefiero el tecleado al parloteo de consumo rápido de un YouTuber o Tiktoker, aunque ésto último sea la moda.

¿Por qué tan extraño nombre para este sitio? El lector puede despejar sus dudas en Ex libris. ¿Y qué hay acerca de la descripción: «notas en mi cuaderno Gran Jefe»? Algunos seguro que encuentran un guiño a cierto personaje de John Kennedy Toole.

Michel de Montaigne dijo que sus Ensayos eran «para pocos y para pocos años«. Tampoco pretendo yo llegar, en principio, a muchos más que a mis cercanos. Lo de los años, el porvenir lo dirá, pero espero que sean muchos y no errar en ese cálculo como él.

Sin embargo, quizás estas líneas lleguen a más de unos pocos, como un mensaje en una botella, en este océano que es Internet. En ese caso, ojalá que sean bien recibidas. Y si no, devuélvanse a las mareas tranquilamente.

Para finalizar, me gustaría transcribir el párrafo con el que Montaigne empezó sus Ensayos.

«El autor al lector

Este es un libro de buena fe, lector. Desde el comienzo te advertirá que con él no persigo ningún fin trascendental, sino sólo privado y familiar; tampoco me propongo con mi obra prestarte ningún servicio, ni con ella trabajo para mi gloria, que mis fuerzas no alcanzan al logro de tal designio. Lo consagro a la comodidad particular de mis parientes y amigos para que, cuando yo muera (lo que acontecerá pronto), puedan encontrar en él algunos rasgos de mi condición y humor, y por este medio conserven más completo y más vivo el conocimiento que de mí tuvieron. Si mi objetivo hubiera sido buscar el favor del mundo, habría echado mano de adornos prestados; pero no, quiero sólo mostrarme en mi manera de ser sencilla, natural y ordinaria, sin estudio ni artificio, porque soy yo mismo a quien pinto. Mis defectos se reflejarán a lo vivo: mis imperfecciones y mi manera de ser ingenua, en tanto que la reverencia pública lo consienta. Si hubiera yo pertenecido a esas naciones que se dice que viven todavía bajo la dulce libertad de las primitivas leyes de la naturaleza, te aseguro que me hubiese pintado bien de mi grado de cuerpo entero y completamente desnudo. Así, lector, sabe que yo mismo soy el contenido de mi libro, lo cual no es razón para que emplees tu vagar en un asunto tan frívolo y tan baladí. Adiós, pues.

De Montaigne, a 12 días del mes de junio de 1580 años».

Wie? Wie? Wie?
Licencia de Creative Commons
Acerca de by J. Rooks is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://wiewiewie.com/acerca-de/.